vendredi, août 15, 2008

Noticiero "Detrás de mi ventana": Evidencias II: la guerra de los cibercafés

*
La explicación de lo que ahora se ubica como falta a la moral en la sociedad regiomontana se remite a nuestra propia existencia.
*
¿Qué les interesa a las dizque autoridades lo que uno hace en privado en su propio privado de cibercafé?
*
¿Por qué no mejor vigilan a los taxistas que asaltan e incluso llevan al cómplice en la cajuela listo para que ataque al pasajero?
*
Que conste que si se atreven a clausurar otro cibercafé del área Tec me voy de Monterrey.
*
Que conste que en la Constitución que yo tengo libertad de opinión y puedo ejercer mi falta de moral.
*
¿Qué es la moral para una sociedad que no sabe la historia de Fray Servando Teresa de Mier, nuestro sacerdote católico y escritor de tratados híbridos entre filosofía y política?
*
Se supone que en China los chinos no pueden ingresar a páginas que atenten contra su cultura.
*
Pero si en Monterrey nuestra cultura está basada en la pornografía, ¿cuál es el problema?
*
Si la Macroplaza, la Macrobandera, el Faro del comercio, el artificial río Santa Lucía, la Lagartera y demás elefantes blancos de nuestra arquitectura no son emblemas pornográficos, ¿qué son?
*
Si me voy de Monterrey, además de mi familia y amig@s, ¿alguien me extrañará?
*
Evidentemente si clausuran todos los cibercafés del área Tec ya no habrá niños bonitos y atléticos en el gay.com.
*
La pornografía está cimentada en el exceso, por eso Monterrey es una ciudad porno.
*
En efecto, por efecto, evidentemente me voy.

2 commentaires:

Efrén G. Santiago a dit…

yo también me iría, pero me gusta la base pornográfica de la ciudad.

Óscar David López a dit…

Lo que dije fue que me voy porque ya sólo nos queda la base pornográfica. La política está acabando con la libertad y nuestra condición individual. Por eso. Saludos.