samedi, août 18, 2007

Los Tubos Cultural: El exilio, el espejismo más transparente



Los Tubos Cultural, AGOSTO 19, 2007

Tres cambios de ropa, dos meses de sueldo, un libro de poemas o una novela propias, un cuaderno de viaje, ¿dije de viaje?, bueno, no precisamente. El aspirante a escritor, digamos de hace algunos quince años, tenía que trasladarse al DF para pactar su “sacrificio”, según se me ha contado. Sí, algunos escritores decidieron aventurarse como abogados del diablo con oficio secreto de pluma mercenaria para instalarse en la capital. Como la India María pero con dos o tres lecturas y talleres y una salvable ortografía. Ya en la ciudad de México, la empresa consistía en tocar las puertas de todas las editoriales, revistas, sindicatos, escuelas, periódicos, etcétera, mientras se trabajaba de lo que fuera con el fin de lograr una entrada económica que les permitiera escribir algunas horas a la semana y el resto del tiempo seguir tocando puertas para por fin publicar. Estas historias, aunque llenas de gags hilarantes, son pasajes no del todo aplicables para este 2007.
.
Para leer el artículo completo hacer clic.

1 commentaire:

n. stands for nothing a dit…

Es cierto, el exilio por motivos literarios no tiene mucho sentido nowadays. Lo tiene desde el punto de vista del ser humano concreto (que escribe o hace música o vende seguros...). Y porque el mundo no necesita más profesionistas, profesionistas literarios menos que nada. A menos que uno esté mejor preparado, el autoexilio es como arrojarse de golpe al agua fría para aprender a nadar por supervivencia y no por método. Put yourself into a "live or die" situation.

Me gustó el artículo y se me hizo genial que escribieras al respecto del tema. Yo aún me encuentro en la etapa del shock frío; no he recuperado el lenguaje y mi continuidad literaria, creo, se me quedó en la Aduana :/.

Te quiero!