samedi, juin 17, 2006

Yo, que te gozo

La duda de la estancia es la que convence, esa pausa seguida de un respiro, el mapa del globo ocular, ceder a la entrada de la carne, la brújula de latidos, la promesa del mareo al bajar y subir en el sudor, la inmensidad del movimiento, los minutos tan breves vaciándose en sí mismos, el arribo tan alto como un silencio en las venas.
Para M, always mine.

5 commentaires:

Dulx a dit…

Qué hermoso texto

María Montelongo a dit…

Andas bien picoso, contigo y ya no es preciso usar el medidor de picosidad. Disfruta siempre los alientos que se descomprimen en el otro.
abrazos

nacho a dit…

Ups, very personal... saludos desde la máquina del tiempo...

nacho mondaca

Ismael Lares a dit…

chale!
me caga ser el ignorante
y preguntar:
qué significa
óudi-ló
?

Anonyme a dit…

Looking for information and found it at this great site... » » »